M3 Interiors

Convertir espacios más productivos creando interacciones con el cliente mediante el diseño como una herramienta más de comunicación y captación de clientes.

+34 937 493 506

Diputació, 11 08011 Barcelona

info@m3interiors.com

Subir

RESTAURANTE IESE BUISINESS SCHOOL

Tipología

Restaurante

Localización

Barcelona

Superfície

1.050m2

Servicio

Project management, proyecto y dirección

Fotografía

Xavi Mañosa

RESTAURANT IESE BUSINESS SCHOOL

ENCUENTRO DE ESCENARIOS #rs

La obra ‘noctámbulos’ de Hopper inspira el nuevo comedor de la escuela Iese Business School en Barcelona, un proyecto concebido como espacio de encuentro donde la iluminación cenital de la ‘plaza’ contrasta con el claroscuro de su perímetro, sin olvidar el toque de color de las sillas, como personajes del cuadro.

El proyecto de refor­ma del restaurante de la escuela universitaria IESE en Pe­dralbes, Barcelona. Junto a la expectativa de mejora estética de los espacios, uno de los requerimientos princi­pales del cliente era incrementar el aforo un 15-20%, lo que significaba atender en horario punta a unos 500 co­mensales en 90 minutos. Además, el comedor debía ser capaz de integrar en su funcionamiento habitual dos reser­vados para 16 equipos de 10 alumnos MBA, que comen juntos una vez por semana. Por otro lado, la cafetería debía permanecer abierta durante el día, convirtiendo el restau­rante en un espacio de reunión, estudio y relación social por parte del alumnado. “Positivamos de la exigencia de servicio contrastándolo y creando estancias para momen­tos slow”, explican los autores del proyecto. “Por otra parte, preservando los valores de prestigio de la universidad, bus­camos establecer una relación de intercambio entre la ins­titución y el alumnado, creando un espacio acogedor y hasta cierto punto, doméstico”.

Partiendo de una superficie de 1.050 m² en una sola planta, la intervención conserva el esquema de distribución existente, con un acceso desde el jardín y el núcleo de es­caleras en el centro, conectado con la cafetería y una zona free flow, de self service continuo, junto a la cocina. En cada extremo del acceso se disponen dos comedores, uno al norte sin luz natural y otro al sur con vistas al campus.

La inspiración para el proyecto fue la obra Nighthawks de Edward Hopper, “estos personajes charlando en la barra del bar, esa luz cenital que lo baña todo y este con­traste con la oscuridad de la ciudad nos cautivaron para re­crear un ambiente con una atmósfera sofisticada y con un alto grado de confort visual”, explican. “Queríamos crear un fuerte contrapunto contrastando la iluminación cenital en blanco uniforme de la “plaza central”, con el efecto claro oscuro de su contorno perimetral, sin olvidar las pin­celadas de color de las sillas, como si fueran personajes in­tegrados entre el público”. Para ello eligieron un techo acústico de aspecto textil y líneas blancas con continuidad vertical en forma de L invertida, configura un tratamiento mural de bajo relieve con iluminación indirecta muy cálida y monitores de televisión integrados.

Otro aspecto básico de este proyecto ha sido el de la or­denación formal, que ha sido muy estudiada para conse­guir un flujo de circulación adecuado que a su vez evite colisiones. La cafetería, con una barra en Neolith Calacatta, que contrasta con la caja perimetral de vidrio negro, es el nexo de unión entre las dos principales áreas del comedor. A continuación, el autoservicio –Free Flow– es un recinto cerrado en tabiquería en seco con esquinas redondeadas metálicas a modo de autocaravana americana. Por su parte, los comedores se configuran como una plaza con una isla central de bancos con trasera en madera y un pa­sillo perimetral de mesas, mientras que la zona lounge se forma con una doble U de bancos y el área polivalente, con mesas componibles diseñadas para este proyecto.

El acondicionamiento acústico ha sido uno de los gran­des retos y en ese sentido, además de la utilización de la lá­mina acústica cenital en cada una de las áreas centrales para conseguir un efecto lumínico en forma de claraboya con propiedades fonoabsorbentes, en la cafetería se ha ins­talado un techo de paneles y la pared frente a la barra se ha revestido con un material vinílico acústico formando una cuadrícula con luz indirecta integrada. La iluminación se completa con perfiles suspendidos con lámparas cónicas en la zona de bar-cafetería y el sistema Infrastructure de Flos en el área de mesas perimetrales.

error: Content is protected !!